SITGES, APLAUSOS Y CINTAS DE VÍDEO

Tras coger la acreditación nos distribuimos la semana como buenamente pudimos, y como era pronto, y había ganas de empezar a moverse, nos decidimos por visionar ILS , que tenía buena pinta, y ahí se quedó, en buena pinta, porque no había entradas disponibles, así que si esperas una opinión sobre ella, vas listo.

Suerte que ya habíamos comprado las entradas para El Laberinto del Fauno , con semanas de antelación, y así pudimos el sábado por la noche disfrutar de lo nuevo de Guillermo del Toro.

La película es dura, a mi entender muy dura, vamos, que la publicidad que le están haciendo para su estreno comercial, sinceramente no me parece para nada la adecuada, puesto que la venden como un cuento de hadas, ideal para que la familia lleve a los niños, y es algo muy alejado de la realidad que es esta película, un cruel relato sobre la inmediata posguerra española, eso si, aderezada con toques de fantasía. Solo hace falta ver la primera secuencia donde el gran Sergi López hace de las suyas, para constatar que tipo de película estamos viendo.

Cuando acabó la película hubo un montón de aplausos.

Y luego la gente por los pasillos, después de aplaudir hasta dolerles las manos, se juntaban en grupitos comentando que el film era flojo, y que tras un buen comienzo se diluía en tópicos, la verdad es que a mi no me lo pareció en ningún momento, me gustó, no me aburrió en absoluto, su dirección es férrea y eficaz, y todos los actores me parecieron mucho mas que correctos. Merece la pena verla.

Hubo el mismo día, a la misma hora, en otro sitio un especial de David Lynch, del que soy admirador, donde entre otras se proyectaba la malograda TWIN PEAKS: Fuego, camina conmigo , y digo malograda, porque no es esté muy lograda, y a pesar de no verla en pantalla grande, si que la he visto en un televisor, y opino sobre ella porque no creo que el tamaño de la imagen mejore la propuesta, que da un injusto final a la de por si, estupenda serie dejada a medias (por mucho que el amigo Lynch se empeñe en decir que la acabó así porque quiso… o porque quisieron rebajar el presupuesto por episodio) en fin, que Fuego, camina conmigo peca de todo lo malo que contenía la serie, que era poco, pero estaba allí, incluyendo un buen número de secuencias que rozan el patetismo (Quien me niegue que la secuencia de la mujer haciendo el mono ante Lynch y Sutherland, y luego su estúpida deducción, no es bochornosa).

Teníamos todo lo necesario (Ganas, tiempo, un estupendo dossier que habíamos tomado prestado, con todos los datos sobre la película, y una sinopsis interesante) para ver La Hora Fría , pero nos faltó tener entradas, así que nos contentaremos con comentar que el argumento promete, parece y suena interesante, y que es la primera propuesta “seria” española de zombies y espectros que se ha realizado. Veremos que tal se le dan los muertos a Silke y a Elio Quiroga, que ha usado el clásico “Yo me lo guiso, yo me lo como” produciendo, dirigiendo y escribiendo la película, cosa que ya de por si me parece realmente loable y la única forma de realizar algo en España que se salga de los cánones y corsés en los que se encierra el cine peninsular.

No se cual es el resultado, me quedé con ganas de verla. Pero me han dicho que la gente aplaudió mucho también. Cosa que no dice nada, puesto que en Sitges todo el mundo aplaude en todas las películas, a pesar de que sean el mayor peñazo jamás filmado.

Luego tuvimos el gusto de ver Homecoming de Joe Dante , una obra de 60 minutos, incluida dentro de la serie Masters Of Horror, donde el creador de la genial Gremlins, nos brinda una sesión de zombies militares excombatientes del Golfo, que regresan a la vida con la intención de echar a los Republicanos de la casa blanca ejerciendo su derecho… Al voto.

Vamos, una obra de arte, esta si que mereció los aplausos.

Y siguiendo con el tema ZOMBIES, que es un tema que me encanta, podemos hablar de Fido de Andrew Currie, una obra donde se masca la tragedia nada mas enterarte de que va el tema:

La zombiCorp, ha diseñado unos collares que mantienen a los zombies en un estado, digamos, de docilidad, que permite convertirlos en unos eficientes esclavos del hogar, para realizar tareas varias en la casa, y en eso, nos centramos en una familia, donde un zombie que podría llamarse Bob, por su espectacular parecido (llámalo parecido, llámalo homenaje) con el simpático zombie del clásico de Romero El día de los Muertos, se hace el mejor y mas íntimo amigo del niño de la casa… Vamos, que sabiendo esto, ya sabemos por donde van a salir mal las cosas ¿No?.

Una tomadura de pe… digo película que nos dejó fríos (y no hablo de La Hora Fría) fue la coproducción britanico rusa dirigda por una española Moscow Zero, donde se vende a Val Kilmer (suponemos que en horas bajas si se ve obligado a participar en cosas como esta) y digo se vende, porque se pone a Val Kilmer el primero en los créditos, aunque también es el primero en no salir en la película, bueno, para ser realista si que sale, aproximadamente unos cinco minutos, aunque puede que sea menos tiempo, cosa que no me extraña, seguramente no le dieron el guión entero a leer, porque seguro que se hubiera replanteado su colaboración en esto.

La película la dirige Luna, que tras aquella fallida Stranded, y aquel intento de cine social de denuncia a lo falso documental Yo, puta regresa al género pseudo fantástico para enseñarnos una versión chusca y mala (si es que eso es posible) de la ya de por si lamentable La caverna, solo que cambiamos humanos evolucionados de forma distinta por sombras y niños ¿?¿?.

En fin, eso si, también aplaudieron esta película, cosa que ya empezaba a mosquear bastante.

Y por último, una recomendación: Children of Men calificada de BRUTALMENTE BUENA por un gran director de fotografía de este país, esta obra dirigida por Alfonso Cuarón parece destacar sobre el resto de propuestas de ciencia ficción de Sitges con luz propia, una alegoría sobre el racismo. En un mundo donde no nacen niños, y la humanidad está destinada a la extinción, una mujer queda embarazada, desatando un complot, obligándola a salir del país rápidamente.

Al final, nos perdimos el Scoop de Woody Allen, pero oye, de una cosa estamos seguros, que la gente debió aplaudir un montón. Y eso es algo que tranquiliza mucho.

Ruso X para
www.cineactual.net