Series

16

Volvemos a traer series a portada. En esta ocasión para hablaros de dos adaptaciones que llegarán a la pequeña pantalla en un futuro no muy lejano, Viernes 13 y X-Men.

Comenzamos con Viernes 13, ya que según informa TvLine, Horror Inc. se hará cargo de la adaptación de la película a Tv. Robert Barsamian, presidente de la productora ha declarado “La serie llevará a los espectadores hacia algunas direcciones nuevas y emocionantes. Estamos seguros de que no sólo hará las delicias de los fans clásicos de Viernes 13, sino que también atraerá a un nuevo público a las situaciones y personajes que habitan en la pequeña ciudad de Crystal Lake“. Bill Basso y Jordu Schell se encuentran desarrollando una trama para la serie, que por el momento todavía no tiene canal de Tv para su emisión.

Pasamos ahora a X-Men, ya que Fox tiene pensado trasladar algunos de los personajes del universo de los mutantes a Tv. Simon Kinberg, guionista de X-Men; Días del Futuro Pasado comentóTodavía estamos en ese lugar donde intentar averiguar lo que el futuro de la franquicia deparará, pero si nos fijamos en SHIELD, y lo que Marvel está haciendo ahora con Daredevil y otros espectáculos en Netflix, tiene sentido contar algunas de estas historias en la televisión. En parte por que no hay suficientes películas para hacer todos los personajes, y sobre todo debido a que el formato serializado de los cómics es más adecuado para la televisión. Hay un camino para hacer todas esas historias y que no cuesten los 300 millones que cuesta el hacer una nueva película“. Dentro de lo que Fox tiene pensado llevar a la pequeña pantalla podrían estar las adaptaciones de X-Men, Los Cuatro Fantásticos, X-Force, Deadpool y Nuevos Mutantes.

Compartir.

16 comentarios

  1. Las series son menos espectaculares que las películas, tanto porque son más baratas como porque están principalmente enfocadas al diálogo en lugar de a la imagen (esto se debe a que la gente ve series mientras habla por whatsapp, plancha o cena…). Esto implica que los eventos visuales deban están bien marcados para que el espectador deje el móvil, la plancha o el tenedor.

    En parte por esto, las series no acaban de encajar con los superheroes. Los superheroes no solo son historias de personajes, requieren un alto grado de espectáculo visual… su esencia se basa en ello… por eso son superheroes. Y el espectáculo visual va en contra del concepto serie.

    Vale, hay series que tienen escenas espectaculares (plano secuencia de True Detective, tiroteo en el aparcamiento de Breaking Bad…) pero no dejan de ser 5 o 10 minutos cada 10 horas de serie y bien enmarcados al final de un episodio para que queden claros. Para los superheroes, en mi opinión, no es suficiente.

    Pueden dedicar menos dinero a los superheroes, SÍ. En algunos casos pueden y deben… pero su medio debe ser el cine.

    Es mi opinión, pero intento justificarla 🙂

    • Es una buena opinión justamente por eso, porque está bien justificada.

      Personalmente creo que hay historias de superhéroes que pueden funcionar sin tanta espectacularidad. Fíjate en Watchmen por ejemplo. Es espectacular sin que haya una ingente cantidad de acción, y es una historia introspectiva de los sentimientos de esos personajes, sin llegar a la pedantería ni la sosería. Lo mismo ocurre por ejemplo con La Cosa del Pantano, sobretodo con los guiones de Alan Moore. Si es que este tío debería ser también guionista de televisión, si no odiara tanto este formato (o al menos en lo que a sus adaptaciones se refiere, aunque razón a veces no le falta…). Cierto que estos ejemplos que he citado no son los superhéroes típicos, y la gente no querría ver a un Lobezno en plan Macbeth…

      • Tienes toda la razón 😛 pero bueno, tal vez no me expresé bien, me refiero al cine superheroico (ese que bebe directa o indirectamente del Superman de Donner, ¡que es casi todo!).

        Mi comentario iba más enfocado a otros proyectos como X-Men o Daredevil, por ejemplo…

        Otra que en su día funcionó fue “Lois & Clark”, pero no como superhéroe al uso, sino porque era una comedia/culebrón enfocada a estos dos personajes (no tanto a Superman), y podías jugar a la Game Boy hasta que apareciese Superman cinco minutos al final 🙂 Pero eran otros tiempos, no creo que al público actual le interesasen las series “Los casos de Matt Murdock” o “Logan & Mariko: Las nuevas aventuras de Lobezno”.por entretenidas que fueran.

        • Ya te digo, es como si hiciesen una serie inspirada en el mundo de batman pero protagonizada por el comisario Gordon cuando era joven, sin Batman ni superhéroes…uy, … espera un momento…OH SHIT!!

    • Las películas son más espectaculares que las series, ok, pero en cuanto a narración, detalle y ritmo las series ofrecen un marco incomparable. Por mucho suspense que quieras ofrecer en una película sabes que dentro de 2 horas vas a saber que ocurre, en una serie no y la experiencia de la espera junto a los debates y conclusiones que puedes hacer con tus amigos (aquellos que también la vean) no tiene precio. Creo que la experiencia global mejora en una serie con respecto a una película, pese a que en pirotecnia no se gasten ni la mitad.

      Esto por supuesto depende de la historia, nada es universal así que para cada historia debería estudiarse y pensarse muy bien el formato que necesita, al menos esa es mi opinión.

      • No es solo cuestión de pirotécnia o espectacularidad, en temas de narrativa visual una película resulta mucho más rica. Sería impensable plasmar por ejemplo la belleza de la secuencia final de Titanic en una serie, pues la mayoría de espectadores ni siquiera estarían mirando para la pantalla. O Naufrago, sería impensable trasportar esa película (y la profundidad psicológica de su personaje) manteniendo en nivel de calidad y realismo.

        Como dices depende qué caso es mejor o peor para una u otra.

        Personajes como Daredevil o Batman por decir algunos, como podemos ver en cualquier cómic tienen una gran fuerza visual en todas sus historias, y es parte fundamental de su esencia, por ello que opine que su medio es el cine 🙂

        • Partes de la base de dos premisas falsas: la primera es que las series se ven mirando a cualquier parte menos a la pantalla y la segunda es la calidad de las interpretaciones, las cuales según tú son mejores las del cine.

          Sobre la primera decirte que las series hasta dónde yo sé se ven igual que las películas, si hay personas que tienen un déficit de atención no es mi caso.

          Sobre la segunda cuestión opino diametralmente distinto a ti, en una película es dónde es más sencillo que no de tiempo a plasmar la complejidad de un personaje en su totalidad, de hecho para hacerlo hace falta un buen guión y un buen actor que lo ejecute.

          El problema de las series es que hasta hace pocos años no se han empezado a hacer series de calidad (por lo tanto hay más películas de calidad que series, lógicamente) y la mayoría de las series no dispone de un elenco de actores a la altura de las películas, aún así, hoy por hoy existen series de culto de calidad similar o superior al de las películas.

          Pero bueno, para gustos los colores como se suele decir, y además no pretendo dejar de ver películas por muchas series que vea jeje

          • “La calidad de las interpretaciones, las cuales según tú son mejores las del cine” ¿Cuándo he dicho yo eso?
            Por favor, no pongas en mi boca palabras que no he dicho jaja

            Y sí, me recalco en que la mayoría del público que ve series NO presta la misma atención a las imágenes que viendo una película. Tú sí lo haces y yo también, pero es la premisa principal en la que se basa cualquier realizador de series que quiera tener éxito.

            ¿Por qué? Porque las películas se hacen para el cine principalmente (ignoremos la piratería que es otro tema). Donde cada cual está sentado en su asiento mirando a la única pantalla iluminada de la sala.
            Las series se hacen para la pequeña pantalla, donde la mayoría del público no presta la misma atención a las imágenes que en una sala oscura con una pantalla enorme iluminada.

            Las bases de los guiones de cine y televisión tienen muchos puntos en común, simplemente trato de explicar uno de los que no lo son.

          • “La calidad de las interpretaciones, las cuales según tú son mejores las del cine” ¿Cuándo he dicho yo eso?
            Por favor, no pongas en mi boca palabras que no he dicho jaja

            Y sí, me recalco en que la mayoría del público que ve series NO presta la misma atención a las imágenes que viendo una película. Tú sí lo haces y yo también, pero es la premisa principal en la que se basa cualquier realizador de series que quiera tener éxito.

            ¿Por qué? Porque las películas se hacen para el cine principalmente (ignoremos la piratería que es otro tema). Donde cada cual está sentado en su asiento mirando a la única pantalla iluminada de la sala.
            Las series se hacen para la pequeña pantalla, donde la mayoría del público no presta la misma atención a las imágenes que en una sala oscura con una pantalla enorme iluminada.

            Las bases de los guiones de cine y televisión tienen muchos puntos en común, simplemente trato de explicar uno de los que no lo son.

    • Estoy de acuerdo, pero pasas por alto una excepción tan grande como los reinos que relata. “Game of Thrones” con cada nueva temporada aumenta exponencialmente sus recursos visuales y en cambio llena de intrigas y psicología de personaje todas sus escenas. Hay quien piense que les falta una gran batalla como el asalto a el Abismo de Helm de LOTR:TTT pero en mi opinión han demostrado de sobra que pueden pasar sin ella. Y yo no es que sea precisamente un super-fan de esa superproducción por capítulos

      Un Gotham a la GoT sí que lo vería yo semanalmente, desde luego 🙂

      1 saludo

      • No considero Juego de Tronos para nada una excepción.

        Mientras que en “La Comunidad del Anillo” basta con ver a Trancos fumando en las tinieblas para que se nos hiele la sangre, o oír a Gollum gritando “¡La comarca! ¡ Bolsón!” en un plano de 20 segundos para saber que se va a poner muy complicada la cosa, en Juego de Tronos requieren largos diálogos (que no malos) para que todo el público se entere.

        Si en ESDLA a Sean Bean le dan 3 flechazos entendemos que muere, si en Juego de Tronos a Sean Bean (SPOILER) le cortan la cabeza, aún requieren decirlo en 2 o 3 diálogos por lo menos.

        Lo que en una película sería una fallo de ritmo y un problema de redundancia, en las series es una necesidad.

        Digamos que Juego de Tronos es visualmente más espectacular que la mayoría de series (seguro), pero la narrativa sigue basándose en el diálogo por encima de las imágenes (por espectaculares que sean).

        De hecho, siendo esta una buena serie reconozco haberme dormido en algún que otro episodio, y aún así de momento me estoy enterando de todo sin necesidad de rebobinar o preguntar a nadie. Como me duerma en una buena película, es muy posible que no la entienda.

        • Estoy de acuerdo con Gatorock y su ejemplo. Se pueden hacer buenas series sin necesidad de basarlas en espectacularidad visual. De hecho, Game of Thrones respeta mucho la obra original en ese sentido, ya que en los libros la mayor parte de las batallas transcurren sin que “estemos” presentes. Yo sí creo que se puede hacer una buena serie en ese sentido y no por depender más de los buenos diálogos tiene que decaer la espectacularidad o la emoción de la historia. En todo caso dependería del equipo (director, guionistas, etc), de la calidad de su trabajo y el buen planteamiento que le dieran a la historia. Amén del presupuesto, claro… Tomando como ejemplo de nuevo GoT, en cada temporada se han ido superando visualmente, ya que también ha crecido su presupuesto. Ahi están los lobos y dragones de la primera temporada frente a los de la cuarta o a imágenes como las de la Fortaleza Roja o la ciudad de Meereen. Espectaculares para una serie de televisión, al margen de si eres fan o no.

      • No considero Juego de Tronos para nada una excepción.

        Mientras que en “La Comunidad del Anillo” basta con ver a Trancos fumando en las tinieblas para que se nos hiele la sangre, o oír a Gollum gritando “¡La comarca! ¡ Bolsón!” en un plano de 20 segundos para saber que se va a poner muy complicada la cosa, en Juego de Tronos requieren largos diálogos (que no malos) para que todo el público se entere.

        Si en ESDLA a Sean Bean le dan 3 flechazos entendemos que muere, si en Juego de Tronos a Sean Bean (SPOILER) le cortan la cabeza, aún requieren decirlo en 2 o 3 diálogos por lo menos.

        Lo que en una película sería una fallo de ritmo y un problema de redundancia, en las series es una necesidad.

        Digamos que Juego de Tronos es visualmente más espectacular que la mayoría de series (seguro), pero la narrativa sigue basándose en el diálogo por encima de las imágenes (por espectaculares que sean).

        De hecho, siendo esta una buena serie reconozco haberme dormido en algún que otro episodio, y aún así de momento me estoy enterando de todo sin necesidad de rebobinar o preguntar a nadie. Como me duerma en una buena película, es muy posible que no la entienda.

  2. Sea como sea, hay historias que creo que pueden encajar mejor en las series. Me imagino un Born Again, a fuego lento, tomándose su tiempo, respetando los tiempos y criterio del director (aún siento rabia por la versión cinematográfica de Daredevil, algo atenuada tras ver la versión del director). Claro que eso encaja más con determinados personajes/historias. Dejemos para el cine las historias más espectaculares o de mayor impacto y evolucionemos los personajes y tramas en las series.

    Y ya que estamos, ¿para cuándo una serie sobre Sandman?