The Hateful Eight

4

Después de que Quentin Tarantino estrenara una película de uno de sus géneros favoritos, el western, todos esperábamos impacientes a ver cuál era el próximo paso tras Django Desencadenado.

Hace un par de meses se anunció que sería un western y ya tenemos el título: The Hateful Eight. El problema es que sabemos muchos detalles. Demasiados, ya que el guión fue filtrado a internet y enlazado desde Gawker, con lo que son muchos los que lo descargaron y han leído. Aunque ya no está disponible en esa web, todavía es relativamente sencillo localizarlo si es que estáis muy interesados y no tenéis problemas leyendo en inglés. Como es de suponer, a Tarantino no le hizo absolutamente nada de gracia: no solo llegó al punto de demandar a la página que publicó el enlace (y con varias sospechas acerca de quién es la persona que lo filtró) sino que además ha declarado que NO rodará dicha película.

Una lástima, puesto que se trata de un guión que no habría defraudado a los seguidores del director. La historia habría vuelto a estar ambientada en el oeste y gira alrededor de un cazarrecompensas, John Ruth, que está decidido a entregar a una mujer a la justicia para que sea ahorcada, tomando todas las precauciones posibles. Si queréis conocer más detalles sobre la historia, no os perdáis el resto de la noticia de esta película dividida en cinco actos.

Así, siguiendo unas estrictas (y personales) medidas de seguridad porque está convencido de que sufrirá una emboscada para liberar a la prisionera, permite que dos extraños con los que se encuentra por el camino lo acompañen en su carruaje, hacia el pueblo al que espera llegar. Uno de ellos es otro cazarrecompensas que lleva 3 cadáveres, mientras que el otro afirma ser el nuevo sheriff del mismo pueblo al que espera llegar. Una gran tormenta les obliga a detenerse en una posada, donde encuentran a 4 personas más. John Ruth no se fía de ninguno de ellos y así comienza la tensión en el pequeño salón de la posada: un viejo y racista general ya retirado; un misterioso vaquero; un francés que sustituye a los dueños de la posada mientras están de viaje; un inglés que anuncia ser el verdugo que, casualmente, ahorcará a la prisionera; además de los recién llegados: quien se proclama el nuevo sheriff; el cochero del carruaje; el segundo cazarrecompensas y finalmente John y la prisionera.

Todos ellos, incomunicados y obligados a permanecer varios días en la posada por culpa de la tormenta, se ven envueltos en peleas por demostrar que son quienes afirman ser, además de peleas raciales ya que la Guerra Civil terminó muy recientemente. Así, con una ambientación que sigue la presentada en Django Desencadenado y tensión en una sola habitación que recuerda a Reservoir Dogs, además de multitud de tensos diálogos y sorpresas que pueden recordar tanto a Malditos Bastardos como a algunas de las historias de Pulp Fiction, van pasando el segundo y el tercer acto.

De este modo llegamos al final del tercer acto, donde descubrimos que John Ruth tenía razón, ya que tanto el cochero como él mueren vomitando sangre entre violentas convulsiones tras tomar café envenenado. El segundo cazarrecompensas decide tomar las riendas de la situación, confiando en el sheriff (que a punto está de morir también envenenado) e interrogando a los que todavía quedan vivos: quien afirma estar a cargo de la posada, el misterioso vaquero que no ha dado detalles de su vida y quien afirma ser el nuevo verdugo. Pero comienza el cuarto acto, donde vemos qué ha ocurrido horas antes de que comience todo: descubrimos que estos tres forman parte de la banda de forajidos que pretende liberar a Daisy, la prisionera que forma parte de su clan. Además también conocemos al líder de dicha banda, a quien no habíamos visto hasta ahora. La banda toma el control de la posada al asesinar a los dueños y el líder permanece oculto bajo el suelo de madera del salón.

En el quinto acto es donde todos (sheriff y cazarrecompensas a un lado, vaquero y verdugo al otro, además del tercer socio en el sótano) se ven envueltos en un tiroteo en el que podemos recordar el clímax de Reservoir Dogs, especialmente por el desenlace, ya que acaban todos falleciendo.

Evidentemente esto es solo un resumen de lo que muestra el guión, que incluye alguna tortura, abusos sexuales, insultos raciales, peleas y mucha sangre. Ahora queda descubrir quién lo filtró, qué actores habrían puesto rostro a los personajes y esperar a ver qué hará Tarantino.

Compartir.

4 comentarios

  1. Bueno… pues una pena, la verdad. Para mí, con Tarantino se cumple la máxima de que menos es más. Un proyecto como este con una única localización donde interactúan todos los protagonistas me parece idóneo para mostrar sus mejores habilidades como escritor: psicología de personajes, trama con giros argumentales y diálogos hipnotizantes.

    En fin… a ver qué se decide hacer ahora…

    1 saludo

  2. La historia me gusta (bastante más de lo que me gustó la de Django). Una lástima…