X-Men: Apocalipsis

8

Aunque hemos tenido varios días de por medio no podíamos dejar de hacernos eco de esta noticia hecha pública por Bryanapocalipsis Singer a través de su twitter: la próxima película de los X-Men será Apocalipsis. Además, según también comunica Singer en ese mismo twitter su estreno será en 2016, concretamente el 27 mayo, esto último se sabe por otro mensaje lanzado por la distribuidora.

Aunque no conocemos más información hemos de suponer que la película se basará en la conocida serie “La era de Apocalipsis”, que en cierto modo podría encajar con el camino que emprende la próxima Días del Futuro Pasado”. De hecho Singer ya insinuó en varias ocasiones la posibilidad que apareciese en algún momento el que es considerado primer mutante humano. ¿Su poder? Es capaz de alterar la estructura atómica de su cuerpo e incluso capaz de absorber masa adicional, pero lo realmente peligroso es su objetivo: la total aniquilación de todo aquel que no sea mutante.

A todo esto hemos de añadir el reciente anuncio de Hugh Jackman, comentando que está algo cansado de interpretar a Lobezno y que es bastante probable que deje de interpretar al mutante. Ignoramos si es una petición velada para subir su caché o si realmente pretende pasar el relevo, algo que tampoco sería demasiado descabellado.

Compartir.
  • MrBeat

    Sera uno de esos roles dificiles de sustituir…

    • juan

      pero muuuuucho

  • gatorock

    Hombre, para hacer del Wolverine al que estamos acostumbrados en el cine, pocos actores son tan acertados para el papel como Jackman.

    Otra cosa sería si ahora decidiesen personificar al Wolverine no-me-toques-los-huevos bajito y sanguinario, más cercano a la versión del cómic. Ahí, Jackman quedaría relegado en mi lista de los mejores candidatos.

    ¿Por qué no este? Es cierto que no estamos acostumbrados a verle como protagonista de acción, tendría que machacarse en el gimnasio y currarse el acento canadiense pero dado que habla cuatro o cinco idiomas con fluidez y es un actoraco, no me parece nada que no pueda resolver con solvencia. 🙂

    http://www.imdb.com/name/nm0910607/

    1 saludo

    • Carlos

      Al personaje le hace falta un cambio de actor, a ver si de este modo se animan a dar un giro y mostrar al verdadero lobezno y no un modelo de armani.
      Christoph es un gran actor, me sorprende tu eleccion pero podria funcionar, no me disgusta en absoluto. A mi me hubiera encantado un lobezno interpretado por Nicolson, brutal…

      • gatorock

        Sí… Nicholson hubiese sido un gran candidato. Sólo hay que ver “Wolf (1994)” o “The Shinning (1980)”. Recuerdo que hace años se hablaba también de Harvey Keitel, otro actoraco ya mayor que, en su época, lo hubiese clavado.

        http://comics.nacionvirtual.com/harvey-keitel-en-el-papel-de-wolverine/

        Y es que yo veo así al personaje, maduro, no tan alto como Jackman y con cara de pocos amigos XD

        1 saludo

  • Diciembre

    Jackman aguanta, que a la saga de X-Men no creo que le quede ya mucho.

    Y ahora con Bryan al timón y en plena forma es de las pocas oportunidades de acabar una saga por todo lo alto (algo que ni Batman, ni Star Wars, ni Indiana Jones, ni Spider-man han conseguido).

    El abandono de Jackman ahora sería una forma estupida de fastidiar la franquicia que yo creo, se va a alzar de sus cenizas.

  • Z21

    Pienso que Jackman terminará el ciclo con Wolverine, para mi fue una decisión desacertada en cuanto a fidelidad del personaje, pero claro, Hugh Jackman es un actor taquillero y es lo que manda, opino lo mismo, al personaje le hace falta un lavado de cara y de dirección y quese haga una película en condiciones sobre él.

  • fernando_m_romero

    Yo creo que Jackman debería cerrar el ciclo y entonces (o al mismo tiempo) preparar una revisión del personaje con otro actor más cabestro que encarne al Lobezno psicópata y peludo que todos queremos ver… Se agradecerían cuerpos desmembrados y sangre de verdad cada vez que mosquean a semejante hijodeputa. Ya estamos hartos de ver a Clint Eastwood ejecutar movimientos de danza con pinchos en las manos mientras los enemigos caen misteriosamente a su alrededor manteniendo todos sus miembros.