Curso de Cine, Ciencia-ficción y Pensamiento

1

Que una Universidad trate la ciencia-ficción como un género del que se pueden extraer conclusiones filosóficas, históricas o sociológicas puede resultar llamativo, y más teniendo en cuenta lo conservadoras que pueden llegar a ser este tipo de instituciones. Por supuesto tratamos el término conservador no desde el punto de vista político sino haciendo alusión al recelo con el que instituciones del saber como una Universidad puede llegar a mirar títulos como The Matrix, las novelas gráficas de Alan Moore o el manga de Akira.
Por este motivo resulta especialmente llamativo que una Universidad, concretamente la de Alicante, haya organizado un curso para este verano con el título Tras las Puertas de Tannhäuser: Cine, Pensamiento y Ciencia-ficción. Según sus organizadores el curso trata de acercar el género de la ciencia-ficción a todos  los públicos (no solo universitario), tratando de desmigar sus argumentos para mostrar que aun siendo ficción hay bastante más ciencia detrás de lo que podría parecer. Según podemos ver en la web del curso sus organizadores no tratan de sentar cátedra ni exponer sesudas tesis sobre las obras más insignes de la ciencia-ficción, sino poner sobre la mesa aquellos argumentos más visibles para que los participantes en el curso puedan debatir sobre determinados temas.
Si nos acercamos a su programa podremos ver charlas que nos hablan sobre el ciclo del héroe, un tema universalmente tratado a lo largo de la Historia de la Humanidad, solo que en este caso reflejado en la saga Star Wars; problemas morales y éticos, como la esclavitud, tratados en clásicos del género como Blade Runner; dos géneros muy tratados dentro de la ciencia-ficción como son el Apocalíptico y Postapocalíptico serán también centro de dos charlas, ilustrando aspectos sociales tan actuales hacia donde va nuestra civilización o el futuro de nuestro planeta; también se abordarán temas más cercanos a la física o a la ciencia límite como las realidades alternativas o metarrealidad en el marco de la película Origen, de Christopher Nolan.
A continuación os dejamos una entrevista al organizador del curso.

Hemos entrevistado a su organizador, Jaime Molina Vidal, profesor de Historia Antigua en la Universidad de Alicante para tratar de averiguar qué les ha llevado a organizar este curso y qué nos puede esperar si asistimos a él.
¿Cuál es el objetivo de este curso y de qué modo se les ocurrió?
El objetivo principal del curso es mostrar lo fácil, natural y divertido que es desarrollar los argumentos clásicos de la filosofía y el pensamiento universales. Siempre me ha llamado la atención la forma enrevesada en la que se presentan planteamientos filosóficos que ni son tan complicados, ni tan indescifrables, como para justificar su inaccesibilidad para el gran público Si el pensamiento profundo, la filosofía, la Historia, la sociología o las humanidades en general giran en torno al ser humano, a algunas de sus motivaciones básicas y preocupaciones primordiales, ¿por qué su conocimiento y análisis queda mayoritariamente alejado del público en general, incluso del que tiene niveles medios de formación cultural? El problema puede estar en el elitismo académico e intelectual que históricamente ha mantenido el conocimiento alejado del pueblo. Es imprescindible desmontar esas torres elitistas del conocimiento y acercar la más elevada reflexión humanística al gran público, y el cine, la ciencia- ficción o el cómic son formas tan adecuadas y divertidas, como cualquier otra para hacerlo.

El profesor Molina hace especial hincapié en que el curso va dirigido “a todo tipo de público dispuesto a divertirse pensando. A todos aquellos que quieran acceder a un conocimiento no elitista, no academicista, de una forma irreverente, transgresora y divertida. A quien quiera aprender a pensar de forma libre, desinhibida, natural y entretenida.”
¿Qué temas se plantearán en este curso?
Cada uno descubrirá tras las puertas de Tannhaüser los temas que lleve dentro, sus propias inquietudes. Lo que pretendemos hacer es provocar, estimular, animar a los asistentes a encontrar los temas que más le interesen, por eso el debate es una parte fundamental del curso, con el fin de que los asistentes puedan proponer y desarrollar sus propias interpretaciones sobre las ciencia ficción. Necesariamente plantearemos temas filosóficos, históricos, sociales o psicológicos básicos: la libertad y el determinismo, la preocupación del ser humano por su origen, la existencia del destino, el sentido de la vida, los universales, los límites de la ética, … 
¿Cree que realmente la ciencia-ficción es un vehículo para plantear problemas de actualidad?
Por supuesto. Todas las producciones culturales, como el cine o incluso un género tan aparentemente irreal como la ciencia ficción o el fantástico, tienen una enorme carga de la realidad en la que se inscriben, de su contexto histórico, de los parámetros filosóficos en los que se enmarcan o de las sociedades que las generan. La actualidad lo impregna todo, nuestras inquietudes están presentes en todas nuestras manifestaciones culturales, y los universales siempre vuelven, de lo contrario no nos interesarían tanto ni tendrían tanto éxito sagas como Star Wars, películas como Blade Runner, obras como The road o series como Walking Dead.


Lo que nos llamó especialmente la atención fue que este curso sobre Cine y Ciencia-ficción no partía de una facultad o departamento específico sobre Cinematografía. De hecho el profesor Molina hace referencia a esto afirmando que “los organizadores de este curso somos arqueólogos, y estamos acostumbrados a leer la Historia y a comprender sus sociedades a través de los restos materiales que nos dejaron las distintas culturas del pasado.” De hecho se reafirma en la opinión de querer ir más allá de lo que aparentemente se cuenta en la cinta o en el argumento de la novela, “porque todo lo que hacemos, fabricamos, generamos, y transmitimos queda impregnado de un ADN cultural propio de cada sociedad. El cine, la ciencia ficción, la literatura fantástica, los video-juegos o el cómic son producciones culturales y, como tales, quedan impregnadas de nuestros códigos filosóficos, nuestro pensamiento, nuestras preocupaciones, debilidades, temores y obsesiones, nuestro ADN cultural”.


¿Qué producciones cree que reflejan de mejor manera esta relación entre filosofía, pensamiento y ciencia-ficción?
Son muchas, aunque si hubiera de elegir me quedaría por su reciente popularidad y extremismo con el género postapocalíptico. Obras como el Ensayo sobre la ceguera de J. Saramago enfrentan al ser humano con el extremo egoísmo, nos presentan la destrucción de la cultura frente al instinto animal de supervivencia, nos muestra la fragilidad de la sociedad y de las convenciones que nos ayudan a convivir en sociedad y sus límites éticos. La tercera temporada de Walking Dead contiene una profunda reflexión sobre la génesis de los grupos humanos, de las sociedades y los modelos de organización protoestatal. Todos ellos son temas que ya encontramos en obras de referencia como el Poema de Gilgamesh primer poema épico conocido de la Humanidad. Cinco mil años después parece que nos seguimos haciendo las mismas preguntas, y buscando nuevas respuestas.
¿Qué hay más allá de las Puertas de Tannhüaser?
Preguntas. Estímulos. Lo que cada uno busque. Lo que nos perturba de nosotros mismos y las sociedades en la que vivimos, de nuestra cultura. Es una metáfora del conocimiento descifrado, del pensamiento descodificado, de la cultura popularizada. Un portazo al elitismo, el intelectualismo académico, a los muros entre la universidad y la sociedad, a las fronteras entre el pueblo y la comprensión participativa de sus propios problemas. Detrás de las puertas de Tannhaüser esperamos encontrar herramientas para acabar con los obstáculos que nos impiden realizar análisis complejos de problemas profundos del ser humano y sus sociedad de una forma natural, sencilla y divertida, abierta para todos/as.

El plazo de inscripción para realizar el curso se cerrará el próximo 31 de mayo, y tal como podéis ver en su web cuenta con una modalidad online y otra presencial.

Compartir.
  • Unai

    Mucha gente se rie cuando le hablas de estos temas éticos, filosóficos, científicos etc que hay dentro de estas películas…Yo siempre he dicho que ciencia y ciencia ficción van de la mano. Que ambos se necesitan. La ciencia ficción pone la idea, por ejemplo: el motor ionico de star trek; y luego llega un científico (como fue el caso) y se pregunta: ¿He, podría llegar a fabricarse?, y se pone a ello y lo inventa. Uno aporta la idea, el otro las metematicas. Aun así hay gente que se rie al hablarle de estos temas argumentando que son fantasias sin más.