Scarface

32

Seguramente la mayoría opinen que hacer un remake de Scarface es totalmente innecesario. Más aún cuando la película de Al Pacino de 1983 es un remake a su vez de otra del mismo nombre de 1932. Pero en lo que todos coincidimos es en que sería imposible encajar a Tony Montana con otro rostro que no sea el de Al Pacino, con su furia, su risa burlona y el terror que inspira.

Según podemos leer en deadline, el guionista David Ayer (Training Day) será el encargado de actualizar a los tiempos modernos la historia de Scarface. El guionista dice haber estudiado a fondo las dos películas existentes, su violencia sin complejos y su protagonista, con su propio código moral, que aterrorizaba a la gente. “Cada película fue fiel a los infiernos de su época. Hay suficientes opciones para hacerla de nuevo, hacerla bien y adaptarla a los tiempos actuales”.

Puede que tenga razón y se pueda adaptar esa historia a los tiempos modernos, con los problemas actuales y las necesidades del hombre, pero el carisma del protagonista será complicado de imitar por falta de operativos en Hollywood. Ser Michael Corleone y Tony Montana no es fácil.

Compartir.